Cómo elegir el ramo de novia perfecto

La semana pasada estaba de visita en la floristería con una de mis parejas y hablamos del ramo de novia. Me di cuenta que este es uno de los detalles sobre el cual las novias tienen poco conocimiento. A la hora de elegir tu ramo, hay errores que debes evitar, además de conocer las diferentes opciones que vayan mejor con tu silueta, tu vestido, etc.

Así que vamos a comenzar por los errores más comunes que debes evitar:

No elegir flores de temporada

Hay muchas flores que puedes conseguir durante todo el año, pero hay otras que no están disponibles en determinada estación. En estos casos, es mejor que seas flexible y te adaptes a la gama de flores que hay en esa temporada pues no sólo lucirán mejor, sino que te podrás mantener en los límites del presupuesto, evitando tener que pedir determinada flor a otros países.

Bouquets demasiado grandes

Los ramos de novia extra grandes han sido tendencia últimamente, pero son incómodos para llevarlos y desvía de alguna manera la atención de la protagonista principal, la novia. Te recomendamos que elijas un ramo bonito, con un tamaño apropiado y que sea cómodo de sostener.

No coordinarlo con el vestido

Las novias deben tener en cuenta el estilo de su vestido a la hora de seleccionar el ramo. Deben fijarse en qué estilo, tamaño y forma resaltará el vestido de novia sin eclipsarlo.

No confiar en un experto florista

Hay algunas novias que ven ramos maravillosos en internet y quieren que les hagan exactamente una réplica de lo que han visto, sin dejar aconsejarse por un profesional experto.  Deben pensar que ellos van a aconsejarles siempre la mejor opción para ustedes teniendo en cuenta vuestros gustos, así que deberían escuchar sus recomendaciones.

Inflexibilidad

Cuanto más estés abierta a escuchar consejos y recomendaciones de los expertos, más bonita será tu boda. Como expertos hemos visto una y otra vez lo que funciona y lo que no funciona en las bodas. Por supuesto puedes tener tus preferencias e ideas creativas, pero intenta ser flexible y escucha las sugerencias de los profesionales, ellos han trabajado en muchas bodas y con cientos de novias, y serán capaces de ampliar tu visión o advertirte de los posibles errores en los que puedes caer al elegir las flores de tu boda

Un aspecto fundamental a la hora de elegir tu ramo de novia es tener en cuenta como te decía antes no sólo tu silueta sino el estilo de vestido que has elegido, así que vamos a hacer un resumen de los distintos tipos de ramos que puedes elegir y con qué estilo de vestido acertarás.

Clásico o bouquet: es uno de los más demandados por las novias. Tiene forma redonda, simulando media esfera, muy trabajado y fácil de llevar. Para este tipo de ramo, las flores demasiado grandes son las menos indicadas. Este tipo de ramo combina perfectamente con vestidos que tengan un cuerpo sencillo y ajustado pero una falda más elaborada y con volumen, los vestidos de corte princesa o en A son ideales. Aquí también juega un papel importante la altura, si eres bajita debes llevar un ramo pequeño y si eres alta uno más grande.

Ramo tipo domo o posy: este ramo es totalmente redondo y sus flores y tallos largos se unen con una tela bonita, tela arpillera o incluso alguna tela o pañuelo con simbología familiar para la novia. A veces en este tipo de ramos se añade un camafeo, un broche o algo azul. Puedes elegir casi cualquier flor y se adapta también a casi cualquier vestido.

Ramo en cascada: las flores caen en forma de cascada aportando sensación de verticalidad, siendo ideal para novias altas. Este ramo suele asociarse con una novia más bien clásica que elige un vestido con cola y velo largo.

Ramo de presentación o pageant: muy elegante y refinado pero poco elegido por las novias al no ser muy cómodo de llevar. Se forma con flores de tallos largos y se prepara de tal manera que la novia lo puede llevar descansando en su brazo. Es ideal para vestidos muy elegantes y clásicos como por ejemplo el vestido de corte imperio o el de corte sirena.

Ramo en forma de arco o medialuna: se forma sobre una figura arquitectónica de alhambres, dibujando con sus flores un dibujo semiesférico, cayendo las flores a su alrededor. Es un ramo muy elaborado y que llama la atención. El vestido de corte sirena encaja perfectamente con este tipo de ramo.

Ramo Silvestre o eco: es un ramo que está en tendencia y de los más económicos y sencillos. Se puede formar con cualquier flor de temporada. Es ideal para vestidos sencillos, desenfadados, con un toque hippie o boho-chic.

Asimétrico: actualmente vemos mucho este ramo junto con el domo en revistas y publicaciones nupciales. Las flores en este ramo van desordenadas, cada flor tiene su forma por lo que no es redondo como el bouquet. En este tipo de ramos quedan muy bien las tonalidades pastel o los colores empolvados . El vestido ideal para este ramo es sencillo, con poco cuerpo y donde el ramo toma especial protagonismo.

Tallo largo: similar al domo pero en este caso los tallos son más largos y cobran más protagonismo. Son ideales como los ramos tipo cascada para novias altas.

 

Como habrás visto tienes varias opciones para elegir. Si sigues estos consejos así como el de un florista experto vas a acertar sin lugar a dudas y tu ramo dará mucho que hablar a tus familiares y amigos. Recuerda que después de la boda puedes también preservar el ramo, o incluso encargarlo de flores preservadas.

Esperamos que esta guía te haya servido para definir un poco más la elección de un complemento importante para tu vestido de novia. Te deseamos un feliz fin de semana y…..no te olvides de lanzar el ramo!!

 

 

Deja un comentario